Etiquetas

,

Este es un libro doblemente pudoroso. Si la poesía es un exhibicionismo descarnado, ‘Cosas…’ ha debido saltar una doble barrera de pudor: el de mostrarse y el de mostrarse rabioso. He pensado, perplejo, en definir esto que he creado y la mejor palabra es rabia. Rabia en la forma y rabia en el contenido. Rabia por los cuatro costados, una rabia esférica. Por eso estoy doblemente contento: porque he superado mi pudor y he superado mi rabia.

Escribir es un exorcismo. Publicado el libro, muerta la rabia.